TRADES, DRAFT E HISTORIAS VARIAS...

12.05.2020

Como dijo el gran Juanma López-Iturriaga en un programa de 'colgados del aro', "Reivindico el poder cambiar de opinión". Y es que hay casos en los que te entiendo, Juanma. Por lo menos, supongo que los General Managers de Atlanta Hawks, Brooklyn Nets, Hornets, OKC, Nuggets...han tenido tiempo de hacerlo. Porque la de historias de historias de 'trades' que nos traemos entre manos... Algunos cambiaron el rumbo de ciertas franquicias para bien, otros para mal, algunos fueron jugadas maestras, por el contrario otros fueron movimientos condenados al fracaso... Y sí, hoy os vengo a hablar de los grandes traspasos de la historia de la NBA, y para ello, os voy a dar una breve explicación sobre cómo las franquicias intercambian sus jugadores como si fueran cromos de béisbol. En juerga twittera, dentro hilo↓


  • Los que no siguen la NBA no están al tanto de la importancia de los GM en esta liga. En el fútbol, los fichajes son importantes, pero en la NBA es otro rollo. Es el sistema más comunista, en el país más capitalista, ya que las riquezas de los clubes están repartidos equitativamente, y hay un límite salarial al que todas las franquicias pueden llegar. Por lo tanto, la importancia de los GM es infinita, ya que un buen movimiento puede cambiar el rumbo de una ciudad entera, y de lo contrario una mala decisión puede acabar en décadas de desilusiones y fracasos, como ha pasado con los New York Knicks, por ejemplo. En la NBA no se pagan cantidades de traspaso por los jugadores, simplemente las franquicias y el mercado deciden cuánto merece cobrar un jugador debido a su rendimiento, y esos salarios hacen que un club llegué al comentado límite salarial. Como ya he explicado, en la NBA no se ficha, se CAMBIA. Para ello, las franquicias emplean todas sus bazas e intentan intercambiar a jugadores de la noche al día, con la intención de mejorar flaquezas del equipo, o simplemente renovar la plantilla. Para no pasarse del límite salarial, suele haber compensaciones. Por ejemplo, si tu me intercambias un gran jugador que cobra 35 millones, y yo a cambio te doy a uno que cobra 20, estaré pagando un contrato de 15 millones más de los que me podría permitir, por lo tanto las franquicias intentan negociar 'trades' que beneficien a ambos bandos económicamente. Aparte de los traspasos, el futuro de las franquicias se basa en los "Drafts". Jóvenes de diferentes universidades o clubes presentan su candidatura al Draft, y las franquicias van eligiendo según en qué puesto les haya tocado. Como ya he dicho, es un sistema del palo comunista, que para beneficiar a los más necesitados, regala posiciones de Draft más altas. Es decir, cuanto más abajo hayas quedado en las anteriores campañas, mejores picks del draft tendrás y mejores jugadores podrás elegir. Estos picks de primera ronda son de alto valor, y muchas franquicias la han pifiado enormemente traspasándolos, pensando antes en las necesidades eventuales que en las necesidades a largo plazo. Y de eso vamos a hablar hoy, de las franquicias que se convirtieron en ganadoras o perdedoras, gracias a infinitos 'Trades' y gloriosos 'Drafts'. ¿Quieres crear tu propio trade? https://www.espn.com/nba/tradeMachine


  1. St. Louis Hawks manda a Bill Russell rumbo a Boston. Uno de los traspasos más famosos y conocidos de la historia. Corría el año 1956 y los Atlanta Hawks, por aquel entonces llamados St. Louis Hawks, poseían uno de los picks más altos de ese año, el segundo en concreto. El entrenador de los Celtics Red Auerbach, enamorado del juego del pívot americano, quería a toda costa al joven interior Bill Russell en su equipo. Para ello, completó uno de los traspasos más influyentes de la historia, en el que mandó al interior MaCauley y al alero Cliff Hagan al equipo de las águilas, a cambio de ese pick número 2, que llevaría a uno de los jugadores más impactantes de la historia a tierras verdes. En 13 temporadas en la mejor liga del mundo, Bill logró ¡11! anillos, mostrando una dominación y un entendimiento del juego nunca antes visto. Se vistió doce veces la zamarra de All-Star de la conferencia Este, además de compaginar sus últimas dos temporadas como jugador con sus inicios como entrenador. Bill marcó época en la NBA, y logró un número de títulos que jamás nadie igualará, y curiosamente fueron los Hawks los únicos que lograron robarle un título. Aún así, sigue siendo el mayor error que una franquicia a cometido jamás, ya que dejaron escapar la oportunidad de juntar al mejor 'Hawk' de la historia, Bob Pettit, con el pívot más dominante que jamás se ha visto. Como curiosidad, los Warriors, los New York Knicks y los Boston Celtics fueron fundadores de la liga, y los únicos tres equipos que han disputado todas las ediciones de la NBA. Aunque más curioso es aún el caso de Spud Webb. El base norteamericano, que jugó en Atlanta durante las temporadas 1985-1991, y 1995-1996, participó y ganó un concurso de mates con ¡1,68 de altura! Es uno de las hazañas más asombrosas que se han visto, además de una historia de superación de un bajito en un mundo de gigantes. Sin duda Bob Pettit ha sido el jugador más influyente en la historia de los Hawks, pero la historia de Spud es la más conmovedora y sorprendente, un puesto 87 del Draft que venció a su compañero Dominique Wilkins y a Michael Jordan en un concurso de mates, casi nada...

  2. Portland comete un error imperdonable. Año 1984, Draft de la NBA. Houston Rockets poseía el primer pick, Portland Trail Blazers el segundo y los Chicago Bulls el tercero. Los Rockets eligieron al que a la postre sería el máximo anotador histórico de la franquicia, el máximo reboteador histórico y el único con 2 FMVP, el gran Hakeem Olajuwon. Nadie puede quejarse de ello, ese movimiento cambió la historia de la franquicia y ningún otro jugador hubiese encajado mejor que él. La cagada vino en la segunda elección. Un joven chico que venía despuntando en la universidad de Carolina tenía muchas opciones de acabar en Portland, pero los Blazers eligieron a Sam Bowie y dejaron al mejor jugador de todos los tiempos en el tercer puesto de ese mismo draft. Michael Jordan hizo la maletas y puso rumbo a Chicago, donde se iba a convertir en el G.O.A.T del baloncesto, y una de las personas más mediáticas e influyentes de la historia. Que vueltas da la vida, los Blazers perdieron al 6 veces campeón de la NBA, poseedor de 6 Finals MVP's, a cambio del jovencito de Pensilvania, Bowie. Tras innumerables lesiones y cinco operaciones quirúrgicas que truncaron su carrera, Sam se retiró prematuramente en 1995 con un promedio de 10,9 puntos, 7,5 rebotes y 1,78 tapones por partido, y un porcentaje de 45,2% en tiros de campo. Eran promedios de un jugador de rotación, incomparables a los promedios del mejor jugador de la historia. Algunos achacan el error a Houston, pero aunque dejaron escapar al histórico '23', la jugada de escoger a Hakeem les salió bien. Pero a los Blazers, la jugada de escoger a Sam Bowie les salió cara, y les salió rana... Hablando de Portland Trail Blazers, hay dos datos de la franquicia que os asombrarán. El Big-three "What could be", compuesto por Brandon Roy, LaMarcus Aldridge y Greg Oden, fue uno de los tríos con más talento y peor fortuna de la historia. Portland tenía un equipazo con jóvenes que crearon mucho hype, pero las lesiones solo nos permitieron ver a estas tres estrellas juntas en 62 ocasiones. De esos 62 partidos, Portland ganó 52... Lo que pudo haber sido y no fue, al igual que con Michael o Bill Walton, estrella de Portland, ganador de un MVP y más tarde galardonado como sexto hombre del año. Y es que las lesiones hicieron que el bueno de Bill se perdiese más partidos de los que disputó. Como véis, los fantasmas de las lesiones y las pésimas elecciones del Draft han sido los condicionantes para que Portland no sea uno de las franquicias más exitosas de la historia.

  3. Cara o cruz. Corría el año 1979 y los Lakers habían hecho un movimiento maestro. En la jugada de mandar a Gail Goodrich a Utah, habían conseguido un pick que a la larga se convertiría en el pick más alto del Draft con más hype hasta la época. Despuntando desde muy joven, Magic Johnson ya era genio y figura antes de saltar a la mejor liga del mundo. Tras ganar el título estatal con la universidad de Michigan, el fuerte base de Lansing tenía la etiqueta de número uno en la frente. Y así fue, a sorteo puro, los Chicago Bulls y Los Ángeles Lakers se jugaron el futuro del joven Point-Guard ¡Con una moneda! El equipo angelino logró el pick de ese año gracias al traspaso de la veterana estrella Goodrich, mediante un intercambio que llevó al alero norteamericano a Salt Lake city. Esa primera ronda sin proteger acabó siendo el pick número uno de ese mismo draft, que se sortearía con una moneda al aire. Acabó cayendo del lado angelino, y los Lakers se llevaron a uno de los mejores jugadores de la historia. Los Bulls, que tuvieron la mala suerte de perder el sorteo, tuvieron que quedarse con el segundo pick, en el que escogieron al ala-pívot David Greenwood. Sin duda, los Lakers tuvieron una enorme suerte al favorecerse de ese 50-50, en un sorteo que fue duramente criticado a posteriori. Magic acabó ganando 5 anillos, disputando 12 All-Stars y luchando en 9 finales con los púrpuras. Sin duda, esa moneda cambió la NBA por completo, quién sabe qué hubiera pasado si Magic y Jordan se hubiesen juntado en Chicago... Aunque quién sabe también lo que hubiese ocurrido si el compañero de baile de Magic nunca hubiese aterrizado en tierras angelinas. Y es que el gran Lew Alcindor, más conocido como Kareem Abdul-Jabbar, fue clave para el éxito de Johnson. En 1975, Los Lakers adquirieron al máximo anotador de la historia, Kareem Abdul-Jabbar, y al pívot suplente de los Bucks, Walt Wesley, a cambio del center Elmore Smith, el base Brian Winters y los novatos "blue chippers" Dave Meyers y Junior Bridgeman. Sin duda, la moneda y la llega de Magic a Los Lakers hizo que los amantes de la NBA pudiesen disfrutar del Lake-Show, y de una dupla que marcó una época. Magic y Kareem, una historia de una moneda, de un trade y de 5 anillos.

  4. Noches de Draft. Sin duda las noches del Draft han sido las que más han condicionado el rumbo de las franquicias. Solo de escuchar que Kobe pudo haber jugado en los Celtics se me eriza la piel... Y es que sí, hubo movimientos que pudieron haber cambiado el juego como lo conocemos hoy en día. 3 de ellos fueron determinantes para la maravillosa historia escrita por el baloncesto estadounidense. El primero fue el de Scottie Pippen. El Hall of Famer estuvo a punto de ser escogido por los Seattle SuperSonics, pero Jerry Krause no lo permitió. El GM de los Bulls se enamoró de Scottie, y creyó conveniente hacer un traspaso por el alero, ya que pensó que sería el complemento ideal para Michael Jordan. Y Jerry, no se equivocó. 6 anillos para el número 5 del draft del 87', una elección que pudo haber cambiado la historia del mejor jugador que jamás ha existido. Porque muchos nos preguntamos... ¿Qué hubiera sido de Michael sin Scottie? Nunca lo sabremos gracias a Jerry Krause, que vió un enorme potencial en Pippen y aprovechó para hacer uno de los trueques del Draft más inteligentes que hayamos visto. Intercambiaron al interior proveniente de Haití Olden Polynice a cambio de la estrella Scottie Pippen, y sin duda es uno de los mayores robos de la historia del Draft. Pero Scottie no fue el único que pudo haber acabado en otra franquicia. Kobe acabó siendo púrpura gracias a un traspaso realizado por los angelinos en el draft del 96'. El joven alero había despuntado en la High-School, y saltándose el periodo universitario acabó en la NBA con apenas 18 años. Elegido en el puesto número 13 por los Charlotte Hornets, después de haber hecho varias pruebas con los Boston Celtics, quienes eligieron a Antoine Walker antes que a él, Kobe fue traspasado a los Lakers a cambio de Vlade Divac. El interior europeo puso rumbo a Charlotte dando por finalizada su etapa en tierras angelinas, y los Lakers, casi sin darse cuenta, habían hecho uno de los mejores trades de la historia. Consiguieron al 5 veces campeón de la NBA Kobe Bryant, y con él una mentalidad y un legado que llevó de nuevo a la gloria al equipo púrpura. Como pequeña anécdota en relación a Kobe, muchas fans de la NBA no conocíamos la relación con sus padres. 8 años antes de la trágica muerte del histórico Hall of Famer Laker, Kobe Bryant, el jugador rompió la relación con sus padres debido a las altas cantidades de dinero que le exigían. Bryant, harto de ver cómo se aprovechaban de su fama y vendían objetos preciados, decidió dejar de hablarles y romper relación con ellos. Aparentemente, la relación empezó a enfriarse en el 2001, cuando Pamela y Joe Bryant fueron conscientes de la relación de Kobe con Vanessa Bryant. Al parecer, no aprobaban del todo la relación con la hispana Vanessa, y en 2012, tras tribunales y enfrentamientos públicos, Kobe decidió acabar con todo y romper la relación que tantos problemas le había traído. Y es que Kobe tuvo que enfrentarse a mil rivales, pero sobretodo a sí mismo. Su vida, como relata en el libro "Mentalidad Mamba", fue un aprendizaje contínuo. Decisiones difíciles que le hicieron crecer, ser más fuerte y convertirse en lo que es hoy en día, un espejo para muchos jóvenes y un reflejo del éxito y del trabajo duro.

  5. No sabes lo que tienes hasta que lo pierdes. Corría el año 2011 y en la NBA iba a ocurrir un trade que acabó en tragedia angelina. En febrero de 2011, los Cleveland Cavaliers traspasaron al base-escolta Mo WIlliams y a Jamario Moon, a cambio de Baron Davis y un pick de primera ronda sin proteger. Los Clippers, que estaban pagando el tercer año de una extensión de 5 años por 65 millones del base Baron Davis, querían deshacerse de esa lacra salarial, y Cleveland acepto comerse el marrón siempre y cuando los Clippers le diesen ese pick sin proteger. Por si no lo sabíais, la fortuna y la esperanza superó a la codicia. Los Clippers, que podían haber esperado pacientemente a ese pick mientras seguían pagando a Baron Davis, decidieron tomar el camino más fácil, y fueron los Cavs los que se arriesgaron y se aprovecharon de ello. En la lotería, el pick sin proteger de Clippers que pertenecía a Cleveland, se convirtió en la elección número 1, y los Cavs eligieron al jugador con uno de los mejores manejos de balón de la historia, que más tarde propiciaría el anillo de 2016, Kyrie Irving. Promediando 25,2 puntos y 5,8 asistencias en su última temporada, acabó siendo traspasado a Boston Celtics después de 6 temporadas en los Cavs, pero esa ya es otra historia. Este traspaso entre Cavaliers y Clippers cambió por completo la NBA, ya que años después, con las incorporaciones de LeBron James y Kevin Love entre otros, los Cavs dominaron la conferencia Este, llegando a 4 finales de la NBA consecutivas, y logrando el ansiado anillos tras vencer en el mítico séptimo partido del Oracle Arena. Así pues, este traspaso que al principio no era más que un cambio de cromos por temas salariales, acabó siendo clave para el devenir de la historia contemporánea de la NBA. Y la verdad es que debemos estar agradecidos a Los Ángeles Clippers, ya que nos brindaron la oportunidad de ver a uno de los dúos back-courts más espectaculares de la historia, Kyrie Irving y LeBron James, la historia de unos colegas que estaban destinados a jugar juntos.

  6. El arte del engaño. Pocas veces se habrán visto traspasos tan desequilibrados. En este caso los beneficiados fueron los Miami Heat, y los Warriors cayeron totalmente en la trampa. Tras un tira y afloja y ofrecer a Kevin Willis y Bimbo Coles, los Warriors acabaron aceptando la oferta y adquirieron a los dos jugadores ya mencionados a cambio de Chris Gatling y TIM HARDAWAY. Con Alonzo Mourning en la plantilla, los Heat's buscaban un golpe de efecto que impulsará a los suyos a ser un equipo 'contender' del Este. Para ello, se movieron rápido y bien en el mercado, y consiguieron a la estrella Tim Hardaway a través de un intercambio que hoy en día aún no entiende nadie. Aparte de conseguir a un base brutal, que una temporada después fue nombrado All-NBA first team, consiguieron romper el big-three de Golden State, Hardaway- MUllin- Richmond, que había conseguido grandes logros años atrás. Hardaway formó una gran dupla con Mourning, y disputó grandes partidos con los Heat desde 1995 hasta el 2001. En cambio, los jugadores mandados a San Francisco fueron un fracaso, ya que Bimbo Coles apenas jugó 3 temporadas con escasa aportación, y Kevin Willis solo disputó 28 encuentros. Lo que está claro es que los Heat fueron los claros vencedores de este traspaso, y los Warriors dejaron escapar a un base que había promediado 23 puntos y 11 asistencias con la zamarra de Golden State. Ya que hablamos de Heat, no puedo olvidarme de la anécdota de uno de sus ex-jugadores, Shaquille O'Neal. Cuando era pequeño, el gran Shaq era fan de Spiderman por encima del resto de superhéroes de la mitología del cómic. Es por eso que tratando de imitar al hombre araña, se rompió las dos muñecas saltando desde un árbol cuando era niño. En su carrera falló un total de 5.317 tiros libres, y anotó un solo triple. Todos sabemos que si a Shaq se le hubiese dado bien tirar, hubiese sido aún más imparable de lo que ya fue, pero resulta curioso pensar que de no haberse roto las dos muñecas imitando a Spiderman, quizás hubiese tenido una mecánica más eficaz...

  7. El valor de un pick. Supongo que cualquier amante de la NBA conoce el mayor y más ingenioso engaño de la historia de la liga, (del cual os hablé en este otro artículo: https://sobre-la-bocina.webnode.es/l/actualizarse-romper-barreras-volver-a-ganar-boston-celtics-cultura-ganadora/). Junio de 2013, la cultura ganadora en Boston había llegado a su fin. "Los Celtics ya no son lo que eran", era la frase de moda en todas las tertulias baloncestísticas. La generación de Garnett, de Paul Pierce, del ya por aquel entonces traspasado Ray Allen, había llegado a su fin. Los jugadores que tan buen rendimiento habían dado a la parroquia Celtic eran ya veteranos, y Danny Ainge tenía que empezar a pensar en una reconstrucción. La 2012-2013 fue la primera temporada en que los New Jersey Nets jugaron en New York, y cambiaron su nombre a Brooklyn Nets. Unos veranos antes, un magnate ruso llamado Mikhail Prokhorov había comprado la franquicia por unos 200 millones de dólares. Pronto se aprovecharía del poco experimentado Mikhail el GM de los Celtics, Danny Ainge, que lo vio como una presa fácil y una oportunidad para escapar de un futuro negro. Los Nets poseían a grandes jugadores como Deron Williams, Joe Johnson y Brook Lopez, y además poseían picks altísimos para los próximos años. Pero quedó claro que Prokhorov no estaba muy puesto en esto de los picks, y empezó a intercambiarlos por jugadores, así tal cual, sin preámbulos. Red Auerbach, ex-GM de los Celtics, confesó a Danny Ainge que su mayor error fue no traspasar a Larry Bird y Kevin McHale cuando aún tenían algo de valor, ya que las franquicias se vuelven locas por este tipo de jugadores sin importarles la edad que tengan. Así pues, y vista la situación de los Garnett, Pierce o Terry, Danny Ainge siguió los consejos de Red y completo uno de los traspasos más locos de la historia. Sabiendo que los Nets estaban como locos por hacer un gran traspaso, y conociendo la poca sabiduría de Mikhail, y sus ansias de ganar, lo exprimieron al máximo hasta el punto de robarle hasta los muebles de casa. Los Nets, con la intención de juntar un núcleo de grandes estrellas, lo dieron todo por Kevin Garnett, Paul Pierce y Jason Terry, todos en la recta final de sus respectivas carreras. Los Celtics, sabiendo que esto les dejaría sin sus estrellas pero que obtendrían una gran base para el futuro, consiguieron a varios jugadores de rotación más jóvenes que los All-Stars Garnett y Pierce, aparte de 3 primeras rondas sin proteger. Todo un lujo, que acabó convirtiéndose en un suicidio de los Nets. Con esos tres picks futuros, los Celtics han conseguido a dos de los jugadores con mayor proyección en la NBA, Jayson Tatum y Jaylen Brown, y terminaron mandando la última ronda a Cleveland, para lograr a Kyrie Irving en un trade muy conocido. Es decir, los Celtics desplumaron a los Nets y a la larga consiguieron un núcleo de jugadores muy talentosos y jóvenes, mientras que los Nets obtuvieron a unas estrellas semi-retiradas, que no llegaron ni a un cuarto de sus mejores niveles. Mikhail se la tragó con patatas, y Danny Ainge completó una jugada absolutamente maestra. Una cosa que muchos amantes de la NBA no saben, es que 'The Truth', Paul Pierce, gran protagonista en este traspaso, vivió una experiencia estremecedora en el año 2000, unos años antes de convertirse en leyenda Celtic. En la noche del 25 de septiembre del año 2000, Paul Pierce sufrió 11 puñaladas en la cara, cuello y espalda. El respetado jugador de Boston se encontraba charlando con dos mujeres en una discoteca, cuando el violento William Ragland explotó de envidia. Le golpeó la cabeza con una botella de cristal para más tarde acuchillarlo repetidas veces en abdomen y cara. Tony Battie, que en ese momento estaba en el baño, se sintió muy culpable por no haber estado junto a Paul. Junto a su hermano Derrick, fueron directos al hospital mientras el alero de los Celtics suplicaba repetidamente: "Espero no morir". Tras sobrevivir, esta experiencia le sirvió para elegir mejor los lugares que frecuentaba, y le hizo ver lo dura que puede llegar a ser la vida. Eso sí, no dejo que esto le afectase deportivamente, y fue el único jugador de los Celtics que disputó los 82 partidos de esa temporada como titular. Todo un ejemplo de cómo hacerle frente al miedo y a una situación así.

  8. Denver regalando talento. Estos últimos años, Denver ha traspasado a dos grandísimos jugadores a Utah Jazz a cambio de nada. Parece un regalo caído del cielo, aunque en su momento nadie pensaba que estos intercambios iban a ser tan desfavorecedores para Nuggets, y tan favorecedores para Utah. En el draft del 2013, los Nuggets poseían el pick número 27, y escogieron a un joven pivot fránces que no les terminaba de convencer. Por lo tanto, en cuanto vieron la oferta de Utah por el interior europeo, no dudaron en aceptarla. Utah ofreció espacio salarial y el pick número 46 de ese mismo draft, un tal Erick Green con andadura en ACB, que no terminó de jugar en la NBA. Con ese traspaso, los Jazz consiguieron al tres veces mejor defensor del año, y los Denver Nuggets dejaron escapar la oportunidad de reunir a dos de los mejores interiores de la competición, Nikola Jokic y Rudy Gobert. Esa pareja hubiese sido imparable, pero los Nuggets no vieron el potencial de Rudy, y los Utah le dieron la confianza que Gobert necesitaba. Pero la historia no acaba aquí, porque en 2017 los Nuggets iban a regalar a un jugador aún más valioso, cayendo una vez más en la trampa de la franquicia de Salt Lake. Era noche de Draft, y los de Colorado poseían el pick número 13. Hasta esa posición cayó la superestrella Donovan Mitchell, e inmediatamente fue traspasado a Utah a cambio del pick número 24 de ese mismo draft, Tyler Lydon, y un jugador de rotación, Trey Lyles. Con este movimiento, los Utah Jazz consiguieron a un escolta Top3 de la liga, y los Nuggets perdieron la oportunidad de crear un super-equipo, sumándole a sus actuales estrellas Jamal Murray y Nikola Jokic, el big-two traspasado a Utah. Pero no todo han sido malas gestiones en el Draft por parte de la dirigencia del equipo de Colorado. En 2014, obtuvieron al All-Star serbio Nikola Jokic, en el puesto número 41, proveniente del Mega Vizura serbio. Una jugada que les salió a pedir de boca, ya que en 40 elecciones anteriores nadie eligió al superdotado Nikola. Y es que el IQ baloncestístico de este jugador es ilimitado, y le ha llevado a ser uno de los mejores jugadores del mundo a pesar de su forma física. Lo curioso es que el Barça tuvo en sus manos la incorporación de Nikola Jokic, pero al igual que ocurrió años antes con Dirk Nowitzki, el club blaugrana rechazó el fichaje del interior serbio por causa de un mal partido. Así lo contaba Mizko Raznatovic -agente de Jokic- en una entrevista concedida a Bilic. "Nikola estuvo cerca de firmar con el Barcelona. Le siguieron mucho tiempo, vinieron para las negociaciones finales y vieron un partido en Sremska Mitrovica. Antes del encuentro, casi habíamos acordado las condiciones del traspaso. Esa noche, Nikola jugó su peor partido con el Mega Leks y el Barcelona se tomó un tiempo. Mientras, Arturas Karnivosvas (asistente del GM de los Nuggets) insistió en su llegada a Denver y Nikola se encontró en la NBA. En pocas palabras, no estaba destinado a jugar en Barcelona". Y así es como Nikola Jokic acabó vistiendo la zamarra Nugget, y no la blaugrana.

  9. De sexto hombre a MVP. La barba, o más conocido como James Harden, es uno de los mejores y más reconocidos jugadores de la NBA, pero, ¿Porque lo subestimaron tanto en Oklahoma? Después de una final de la NBA pérdida, y pudiendo haber aprovechado el que hubiese sido el Big-Three más imparable de la historia, Westbrook-Harden-Durant, los Oklahoma City Thunder realizaron un traspaso que a la larga se convertiría en un error garrafal. Después de no llegar a un acuerdo sobre la extensión del contrato con el Thunder, Harden fue tradeado a los Rockets el 27 de octubre de 2012, junto con Daequan Cook, Cole Aldrich y Lazar Hayward, a cambio de Kevin Martin, Jeremy Lamb, dos elecciones de primera ronda (que acabaron convirtiéndose en Steven Adams y Mitch McGary), y una elección de segunda ronda (que se utilizó para draftear al español Álex Abrines). Así pues, los Thunder le dieron a los Rockets a un escolta que a la larga cambiaría la manera de entender el juego, y conseguiría 2 MVP's de la temporada gracias a sus promedios anotadores y a sus triples imposibles. Es verdad que Jeremy Lamb y Kevin Martin no eran malos jugadores, y para el rol que tuvo Harden en los Thunder no venían mal, además del actual interior Steven Adams, pero Oklahoma perdió en ese trade mucho más de lo que ganó. Harden ha llevado a Play-Offs a Rockets durante todos estos años, siendo el capitán del barco con Mike D'Antoni dirigiendo el timón. Tropezando siempre con la misma piedra, su bestia negra, los Golden State Warriors, los Houston Rockets de Chris Paul, Clint Capela y el MVP James Harden rozaron las finales del 2017-2018, cayendo en un épico Game 7 en el Toyota Center. Los de Texas han sido eliminados por el equipo comandado por Curry todos estos años, y han sido los únicos junto a los Blazers, capaces de vencer al equipo tejano en PlayOffs. Aún así, Harden se ha convertido en el segundo mejor jugador de la historia de la franquicia, y ahora sueña con su hermano Westbrook, el poder llegar a ganar algún anillo y superar al gran Hakeem Olajuwon. Ver jugar al escolta norteamericano es uno de los atractivos más grandes de la liga, gracias a sus espectaculares canastas imposibles y sus momentos clutch. Hasta ahora, Capela y Chris Paul arreglaban sus carencias defensivas, ahora se tendrán que ocupar de ello Westbrook y PJ Tucker. Es verdad que en defensa sufre mucho, pero se ha convertido por doble partida en MVP, y lo tiene bien merecido. Partidos espectaculares, medias de más de 30 puntos por partido, el jugador con más partidos de más de 50 puntos... Harden es una bestia, y su referente, curiosamente, era un argentino. Manu Ginobili, el eterno escolta de los San Antonio Spurs, fue un jugador que llamó la atención de James Harden, y como el estadounidense explicó en una entrevista, se fijó en 'Manudona' para mejorar su famoso "Euro-step". Tras dejar sus problemas asmáticos en la High-School, el siempre criticado escolta ha callado muchísimas bocas, convirtiéndose en una superestrella consolidada, y un jugador respetado en todo el mundo. De ganar el premio a mejor sexto hombre del año con OKC, ha convertirse en MVP con los Rockets. Una historia de superación, que nos hace ver lo que puede cambiar un trade, y lo importante que es el entorno para la explosión de un talento como el. Y es que la barba, sigue cocinando, y lo hará hasta el final de sus días. No subestimeis el poder de "The Bear".

  10. Bob Myers MVP. Llega la hora de mis queridos Warriors. Un equipo que estaba desamparado y logró tocar el cielo gracias a su General Manager, Bob Myers. Un GM que supo ver y potenciar el talento de unos jóvenes que acabaron siendo leyenda, y confió en un entrenador que ha acabado cambiando el baloncesto por completo. El asesino con cara de niño, el único MVP unánime de la historia, el mejor tirador de la historia Stephen Curry, esperaba en el draft del 2009 una oportunidad para triunfar en la liga, como lo había hecho su padre, Dell Curry, leyenda de los Charlotte Hornets. Los Minnesotta Timberwolves disponían de la elección número 5 y 6 del draft, y querían a dos bases para fortalecer el 'backcourt' de su equipo. En quinto lugar, escogieron al catalán canterano del Joventut de Badalona Ricky Rubio, que se ha convertido en uno de los mejores jugadores españoles de la historia y actualmente juega un papel importantísimo en los Phoenix Suns. Una elección entendible, que si continuase con la de Steph acabaría siendo una 'WIN' total para la franquicia de Minnesotta. Pero no, fueron los Warriors quienes pusieron toda la carne en el asador por "el jugador que cambió el juego": En sexto lugar, los Timberwolves escogieron a Jonny Flynn, que acabó siendo un fracaso total. Los Warriors, con el séptimo pick, escogieron a Don Stephen, "robandoselo" a los Knicks, que con el octavo pick esperaban poder draftear al joven base americano. Pero no termina aquí la hazaña de Bob. Tras esa elección que acabó siendo un éxito absoluto, en el 2011 y con la decimoprimera elección, Bob Myers consiguió al complemento perfecto para Curry. Un escolta-alero "3&D", es decir, tirador y defensor. Pero no un tirador cualquiera ni un defensor cualquiera, no. Al 3 veces campeón de la NBA y All-Star Klay Thompson, uno de los mejores exteriores del siglo, que se ha colado en el Top5 de tiradores históricos, además de ser un gran defensor exterior que ha suplido perfectamente las carencias de Stephen. Con esa elección comenzarían los éxitos de la franquicia de San Francisco, y dos años más tarde, con el pick número 35, draftearon a Draymond Green, un 4-5 que ha formado uno de los mejores "Big-threes" de la historia. Siendo el complemento perfecto para los Splash-Brothers, Draymond se ha hecho un hueco entre los mejores de la liga. Y es que Steve Kerr ha sabido sacar provecho de todos y cada uno de los jugadores que ha entrenado en los Golden State Warriors, y ha logrado llegar a 5 finales de la NBA con ellos, ganar 3 anillos y superar el histórico récord de sus propios Bulls, consiguiendo una marca de 73 victorias y 9 derrotas en la temporada regular. Stephen, Klay, Kevin Durant, Iguodala, Draymond Green, Steve Kerr...Pero la verdadera clave de esta histórica dinastía Warrior ha sido el gran Bob Myers, amo y señor de los despachos de la bahía. Ha creado un super-equipo a base de creer, de potenciar y de confiar. Y eso nunca nadie lo había hecho. "Once a Warrior, always a Warrior."

Y con estas 10 historias de Draft, de 'trades', de anécdotas, de pura NBA, doy fin a un artículo que espero que os haya enganchado aún más a la mejor liga del mundo, y al mayor espectáculo deportivo de la historia. Desde 'Sobre La Bocina' al mundo, 10 ASOMBROSAS HISTORIAS DE LA NBA.

                                                                                                                                                 Eneko Erraiz