EFECTO BORDALÁS

21.03.2020

A estas alturas todos hemos oído hablar de la evolución del Getafe. Y la verdad es que, durante estos últimos años en los que José Bordalás ha comandado al conjunto azulón, el equipo se ha transformado totalmente. De un equipo que a lo largo de su historia ha luchado por mantenerse en las primeras categorías del fútbol español, a uno que se está acostumbrando a terminar la temporada en la zona alta de la clasificación. Pero, ¿cuál es el origen de este gran cambio?

Todo comenzó tres años atrás, en septiembre de 2016, cuando el club oficializó la marcha de Esnáider, y anunció la llegada de José Bordalás a las filas del Getafe CF. El equipo se encontraba en puestos de descenso a Segunda División B, pero el técnico madrileño dio en la tecla para girar radicalmente el rumbo del equipo y lo llevó a las zonas de play-off a Primera División. Tal fue la mejoría de los madrileños, que terminaron el curso 16-17 en 3a posición, y ascendiendo finalmente a la máxima categoría. Lejos de quedarse aquí, el Getafe inicio su andadura en Primera en clara línea ascendente, completando un primer año inimaginable para muchos aficionados, posicionándose octavos en la clasificación general. No sabían lo que les iba a deparar el futuro, ya que en la 18-19 superaron cualquier tipo de expectativa logrando la clasificación a Europa League, redondeando una temporada de ensueño.

Otro de los factores importantes en esta evolución ha sido la planificación deportiva de estos últimos años. La directiva, con el indudable apoyo del entrenador, ha conseguido confeccionar una de las mejores plantillas que ha pasado por el Coliseum Alfonso Pérez, logrando mantener una estabilidad que hacía falta. Jugadores como Djené, Jaime Mata o Marc Cucurella, entre otros, sumando una larga lista de futbolistas sin demasiado nombre en el mercado, están ofreciendo un nivel suficientemente alto como para aspirar a metas aún más grandes.

Con un estilo de juego propio, y más trabajado que nadie, los pupilos de Bordalás están completando otra temporada excelente, manteniéndose en su línea en competición liguera, y avanzando con paso firme en Europa. Equipos como el Krasnodar o el Ajax ya saben de lo que es capaz este EuroGeta, y es que la épica eliminatoria en el Ámsterdam Arena quedará en el recuerdo de toda la afición azulona. Llegando a octavos de Europa League, este equipo ya ha escrito otra página en la historia del club, y sigue así aumentando su prestigio a nivel estatal y europeo. No se queda atrás en Liga, conquistando feudos muy complicados como pueden ser San Mamés y Anoeta, por ejemplo, dejando huella allá donde va y transmitiendo un claro mensaje: que este equipo va muy en serio.

Nadie sabe lo que puede pasar en un futuro, pero es bastante probable que manteniendo el nivel, este equipo nos sorprenda una vez más. Sin duda, seguirá puliendo sus ideas volviéndose así cada vez más fuerte. Entre Bordalás y los jugadores, han llevado a este Getafe a un nivel en el que todavía se tiene que asentar, pero con el tiempo logrará dar ese paso como institución que le permita colocarse entre los más grandes.

Sean Ituarte