EL ESTE O LA COMPETITIVIDAD HECHA CONFERENCIA

18.03.2020

En este año tan triste, marcado por las lesiones de grandes jugadores como Kevin Durant, Klay Thompson, Stephen Curry o John Wall, la trágica muerte de Kobe Bryant, y la suspensión de la liga por el famoso virus, pocas son las cosas positivas que podemos rascar. Sin duda, en la conferencia Este se encuentran la mayoría de ellas. El resurgir de los Miami Heat, comandados por Jimmy Butler. El alero americano, respaldado por un grupo de jovenes excepcionales, con la erupción de Kendrick Nunn, Bam Adebayo o Duncan Robinson, ha hecho del American Airlines Arena un fortín. Con el carismático toque turquesa y rosita, han conseguido volver a enganchar a la gente. Lejos quedan los Lebron, Wade o Bosh; pero crear una nueva dinastía está en manos de "Bam Bam", "Don Jimmy" y el gran Erik Spoelstra. 

Por otra parte cabe recalcar el meritazo de los Toronto Raptors, que después de la marcha de su super estrella Kawhi Leonard, y su escolta titular Danny Green, ha sabido recomponerse y formar uno de los bloques mas fiables y regulares de la liga. Comandados por la bestia Pascal Siakam, con 23.6 puntos y 7.5 rebotes por partido, han logrado situarse en segunda posición a falta de 18 jornadas, con un sorprendente record de 46-18.

No podemos dejar pasar el temporadón del que probablemente será el rey de la NBA de aquí a unos años. Jayson Tatum está mostrando un nivel estratosférico, llegando a formar uno de los mejores back-courts de la liga junto a Kemba Walker, Marcus Smart y Jaylen Brown. Terceros y con un record de 43-21, los Celtics han mostrado su cara mas irregular esta temporada. Con partidos memorables como la doble prórroga contra los Clippers, o la casi victoria en el Staples, han logrado cautivar el corazón de muchos fans. La garra de Marcus y la clase de Tatum han sido fundamentales en las victorias de los verdes este año, y por ello, podrán disputar los PlayOffs con un rodaje fundamental y una química mejor que la del año pasado. La guinda hubiese sido que se quedase Al Horford, pero el dominicano decidió marcharse a un equipo que está decepcionando de manera rotunda. Los Sixers.

Favoritos a pelear por el primer puesto de la competida conferencia Oeste, los Sixers han mostrado su cara más amarga en esta regular season. Con Ben Simmons y Joel Embiid tirando del carro pero estando varios partidos fuera, el record actual antes del parón es de 39-26, en sexta posición. Cuanto menos sorprendentes los datos de nuestro amigo Al, que ha promediado únicamente 12 puntos por partido. No es una cifra elevada para lo que nos tenía acostumbrados el hombre que ocupaba su salario la temporada pasada: Jimmy Butler. Siguen por detrás de los Pacers, que con la incorporación de Malcolm Brogdon han ganado dinamismo y se han situado en la quinta plaza de la clasificación.

Pero sin duda el Este esta comandado por el dios griego, nuestro "Greek Freak", Giannis Antetokounmpo. La bestia, comandada por el siempre cumplidor Eric Bledsoe y el infravalorado Khris Middleton, ha REINADO la NBA de una manera estelar. Hasta el parón por el virus, 53 victorias en 65 partidos disputados. Los datos son demoledores, pero más lo son sus marcas personales: 29.6 puntos, 13.7 rebotes y 5.8 asistencias por partido, con un 54.7% en tiros de campo.

Los Nets, con Kevin Durant lesionado y Kyrie Irving jugando muy pocos encuentros, se han logrado colar en puestos Playoffs, junto a los Magic, que cierran los ya mencionados puestos.

Los Cavs son los últimos clasificados, al igual que los Hawks, que para nada les ha servido el recital ofensivo que ha dado su base Trae Young en la mayoría de los partidos. Los Bulls, con un sorprendente Coby White y un irregular pero eficaz Zach Lavine, no han logrado meterse en PlayOff de momento, y no tiene pinta de que lo hagan de aquí a final de temporada. Los Wizards, con un desatado Bradley Beal y un atrevido Rui Hachimura, se situán novenos en este parón por el coronavirus, y están a 5,5 partidos de la zona PlayOff, a falta de 18 partidos. Probablemente la baja de John Wall ha sido el detonante de la no clasificación de los de la capital, pero aún así han rendido mejor de lo que se esperaba. En Detroit la única buena noticia ha sido el resurgir de Derrick Rose, al igual que en Charlotte, que el joven Devonte Graham ha cogido las riendas del equipo. Finalizamos el análisis de la temporada con los New York Knicks, que, un año más, a pesar del buen rendimiento del rookie RJ Barrett, no han conseguido si quiera competir por un puesto en los PlayOffs. Decepcionante como mínimo el proyecto de los neoyorkinos.

Está siendo una conferencia muy competida, con grandes equipos y estrellas que se están dando a conocer, y estoy seguro de que si estos PlayOffs se logran llevar acabo, tendremos espectáculo garantizado en esta maravillosa conferencia.